SKI [Intento de libro]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

SKI [Intento de libro]

Mensaje por Kiba_Wolf el Miér Nov 12, 2014 11:54 am

Golas a tós :3

Bueno, hace unas semanas empecé un nuevo libro (el... cuarto que empiezo xD) y lo publiqué por interné. Por desgracia, la gente no es muy participativa y nadie se mencionó ni opinó sobre él, así que si no es mucho pedir, podríais dar vuestra opinión cuando tengáis un ratito? Posteo el primer capítulo (aunque llevo tres) y la sinopsis. Es en plan post-apocalíptico y eso :3

Sinopsis:

La Tierra se ha convertido en el caldo de cultivo del virus SKI, un temible monstruo microscópico que afecta a todo tipo de animales, provocando mutaciones y agresividad extrema. La raza humana se ha visto forzada a vivir en una ciudad espacial denominada Heiren, o repartida en los rincones más inhóspitos del planeta donde la vida animal está reducida a la mínima expresión. Dos supervivientes deberán encontrar la forma de terminar con las bestias que asolan el mundo pero, por supuesto, no lo tendrán fácil. ¿Serán capaces de devolverle la Tierra a la humanidad?

Capítulo 1: Misión rubí perdido

Quince soldados se agolpaban entre las estrechas paredes de la sala de información número 2, en la ciudad espacial de Heiren, esperando a que el sargento comenzara el informe de la misión rubí perdido que, en caso de salir bien, le devolvería en unos meses la Tierra a los seres humanos. O, al menos, eso pensaba Raimundo, más conocido como Rai, ya que era lo que se rumoreaba entre los soldados.

Rai era, antes del Día Necro, un soldado de la tercera compañía del regimiento de infantería mecanizada Asturias 31, dentro del ejército de tierra español. Era un tipo al que nadie molestaba, mayormente debido a su complexión de armario ropero y sus ojos negros azabache, capaz de turbar el descanso de un muerto con una mirada. Medía algo más de un metro noventa centímetros y, a pesar de su aspecto de asesino a sueldo, era el típico gigante bonachón con el que podías contar en un mal día. Toda la mierda que desató la cepa vírica SKI le pilló en una misión internacional en el Líbano con los cascos azules, y probablemente tuvo la mayor de las suertes junto al resto de la tercera y cuarta compañía del regimiento, ya que el hecho de estar en el lugar apropiado en el momento apropiado le garantizó un pasaje para el proyecto Heiren, y de paso para salvar el pellejo de las bestias inmundas que, en algo menos de un mes, empezaron a campar a sus anchas por el mundo sembrando caos, muerte y destrucción.

El proyecto Heiren era nada más y nada menos que una ciudad espacial, que gracias a la fuerza de la gravedad (y a nosecuantos cachivaches tecnológicos que sólo los cerebritos lograban comprender y utilizar) giraba en torno a la tierra como un satélite más. Este proyecto era llevado en secreto desde el año 2015 por la NASA, en colaboración con la Unión Europea, China y Japón. En un principio pretendía ser ideado como un medio de colonizar otros planetas en muchos, muchos años pero, el descubrimiento de la cepa SKI y su posterior lanzamiento a la atmósfera por parte de Corea del Norte, adelantó el proyecto y cambió su finalidad. Por desgracia, Heiren solamente tenía capacidad para alrededor de un millón de personas, y una vez más, el dinero y la posición social jugaron un papel determinante para la mitad de los afortunados que fueron enviados a Heiren. La otra mitad, eran personas con conocimientos o preparación necesarios para la subsistencia de la raza humana: médicos, soldados, científicos... Y toda una serie de personas cualificadas que fueron elegidas por sus logros y méritos durante su carrera, para ser llevadas a la ciudad, o bien que tuvieron la suerte de estar en el lugar y momento apropiados.

Ahora que Heiren era un popurrí de personas de distintas nacionalidades de todo el mundo, el ejército fue reducido a 10.000 efectivos, compuesto mayormente por tropas destacadas durante esos días por la ONU, y Rai estaba destacado en la unidad Bravo, dispuesto para viajar a la tierra en la misión que podía salvar a la humanidad.

El sargento Ramírez entró en la abarrotada sala de información y se colocó delante de los soldados.

- Señores, hemos sido elegidos para formar parte de la misión más importante en la historia de la humanidad, nombre en clave Rubí perdido. -dijo comenzando a pasar diapositivas en el proyector- A grandes rasgos, debemos encontrar los viales que contienen la cepa RSKI, que fue desarrollada poco antes de que Corea del Norte lanzara el misil a la atmósfera y la cepa SKI se propagara por el mundo entero. El avión que transportaba la cepa desde los laboratorios farmacológicos en Alemania tuvo que hacer escala en Madrid para repostar pero, por desgracia, eligieron el Día Necro 2 para ello, de modo que todo el sur y el centro de Europa ya habían sido atacados por el virus, y los animales ya habían comenzado a mutar. Se perdió el contacto con el piloto del avión a las 16 horas y 24 minutos de la tarde y, por desgracia, no tenemos conocimiento de la localización exacta del RSKI, ni de su dispositivo de propagación. Nosotros nos encargaremos de entrar en ese avión, y buscar indicios de la localización de la caja de contención biológica que contiene el RSKI, mientras que los equipos Alpha y Charlie forman un perímetro para contener a esos cabrones el tiempo necesario. Sabemos a ciencia cierta que son capaces de detectar la presencia de organismos no infectados en una gran distancia, algunas especies incluso kilómetros, así que no tendremos mucho tiempo. La inserción se efectuará en cuatro helicópteros Superpuma del ejército del aire, escoltados por dos cazas F-18, que podremos encontrar en la base aérea de Torrejón de Ardoz, donde aterrizará el transbordador que nos llevará hasta la Tierra. ¿Alguna pregunta?

- Si encontramos la caja de contención... ¿Qué debemos hacer? -preguntó el soldado que estaba a la derecha de Raimundo-

- En teoría es muy sencillo -dijo el sargento- El equipo Delta, formado por científicos del CDC y su escolta, se encargará de cargar el dispositivo de propagación con viales del RSKI y con ayuda de los F-18 podremos limpiar Madrid y un radio de alrededor de 200 kilómetros de esos cabrones. No debemos olvidar que el RSKI es un arma biológica, así que tendremos que salir cagando hostias de su radio de acción si no queremos convertirnos en papilla de huesos y carne. -varias caras de asco se dejaron ver entre los soldados- Tranquilos, eso está planeado. Volveremos a la base de Torrejón y saldremos de allí en un Airbus con rumbo al desierto de los Monegros, donde no debería haber actividad animal alguna.

- ¿Y después? -preguntó Raimundo, inquieto. Había algo que no le daba buena espina-

- Esperaremos 72 horas y estableceremos contacto con Heiren que, mediante los satélites que todavía funcionan, podrán comprobar si el RSKI ha tenido efecto. Después, esperaremos órdenes.

El rotativo de emergencias de la sala de información se iluminó y empezó a girar, a la par que una sirena sonaba a todo volumen a través de los altavoces de la sección K-1.

- Esa es la señal -dijo el sargento, poniéndose en tensión- Adelante, caballeros, es hora de ir de caza.

Un "¡Señor, sí, señor!" gritado al unísono por las quince gargantas retumbó entre las paredes de la pequeña sala, y la unidad Bravo se encaminó hacia el puerto que se encontraba en uno de los módulos satélite de Heiren, unido a la ciudad mediante una estructura en la que se encontraba una especie de teleférico gigantesco, el cual tenía la labor de unir ambas plataformas. Mientras que el teleférico avanzaba con su tortuoso paso que estaba entre de tortuga y de hormiga, Rai se dedicaba a mirar por la ventana la enormidad y la majestuosidad de la ciudad satélite de Heiren.

Una cúpula enorme que se extendía hasta más allá de donde alcanza la vista cubría la ciudad, obviamente para poder albergar el oxígeno que todas las plantas producían. A pesar de lo enorme de la ciudad, la única forma de moverse por sus calles era andando. El motivo era realmente bastante simple; utilizar medios de transporte, aunque éstos fueran públicos, únicamente sería un despilfarro de energía que la ciudad no podía permitirse. En la parte lateral de la ciudad, justo debajo de la cúpula y, en cuyo interior, estaban las salas de máquinas con todos los trastos que la mantenían en su lugar orbitando alrededor de la Tierra, había una cantidad incontable de paneles solares que abastecían las baterías de la ciudad. Éstos, se movían mediante un sistema de raíles para estar contínuamente orientados a la perfección respecto al sol, para así poder acumular la mayor cantidad de energía posible en todo momento.

Gracias a todos los artilugios que los cerebritos de la NASA se habían encargado de diseñar, la ciudad orbitaba a la velocidad idónea, para que los días durasen 72 horas, con 50 horas de día y 22 de noche, obviamente motivado por la necesidad de reabastecer las baterías constantemente, a pesar del control estricto que se llevaba sobre las mismas. Todo despilfarro energético estaba totalmente prohibido, salvo los necesarios para el ocio de los habitantes de la ciudad, pero los tiempos de los carteles luminosos y las calles bien iluminadas quedaron atrás junto con la Tierra.

Rai no conseguía acostumbrarse al estilo arquitectónico de la ciudad, en su mayoría formada por pequeñas torres de pisos, separadas en sectores dependiendo del tamaño de las viviendas pero, lo que realmente le molestaba, era el estúpido popurrí de colores de las torres, cada cual pintada del color que habían escogido sus ocupantes, sin preocuparse lo más mínimo de lo mal que podía quedar su torre rosa chillón al lado de la torre verde oscuro de al lado. Carecía de todo sentido, pero a algún pez gordo le pareció buena idea que la ciudad estuviera llena de colores distintos y alegres, supuestamente para mantener la moral alta. Y un cuerno, cualquiera con un poco de sentido del gusto desearía imponer un poco de sentido común.

El teleférico llegó al módulo del puerto con una gran sacudida, que estuvo cerca de provocar más de una caída. Por lo visto, las palabras "amortiguador" y "confort" no entraban dentro del vocabulario de los diseñadores de ese trasto. Una vez que la conexión con el puerto se completó, los sesenta integrantes de la expedición salieron del teleférico encaminando sus pasos hacia el transbordador que les llevaría a la Tierra.

Lo cierto, era que a Rai no le apetecía lo más mínimo volver a pisarla. Cada vez que lo pensaba, un centenar de recuerdos desagradables recorrían su mente, hasta llegar al más desagradable de todos con diferencia...

El calor sofocante, el tronar de cientos de fusiles de asalto, armas cortas, artillería y cualquier trasto que pudiera servir para defenderse y además, ese sonido... Ese macabro e incesante sonido que envolvía la ciudad de Beirut, todos esos gritos de personas pidiendo auxilio, los chillidos de dolor de los menos afortunados, los más lentos, lo más viejos, jóvenes o indefensos... Aquellos que ya habían caído bajo unas garras, una mandíbula, ácido, pinchos... Todas las armas con las que, de repente, los perros, gatos, pájaros y absolutamente cualquier animal contaban para matar, destrozar, desollar y, definitivamente, destruir a todas y cada una de las personas que los rodeaban. Cada especie, cada raza se había convertido en una bestia distinta, aumentando significativamente algunos de sus sentidos y disminuyendo otros, pero todos tenían algo en común: Ansias de sangre.

Rai se encontraba dentro de un Pizarro, el vehículo blindado que su unidad utilizaba, marchando a toda la velocidad que era razonable hacia el aeropuerto de la ciudad, donde habían sido convocados cuando el caos empezó a desatarse. Otros cinco soldados se agolpaban entre las paredes del blindado, uno de ellos herido de gravedad que no paraba de sangrar, perdiendo la vida gota a gota conforme pasaban los segundos. Mirando las caras de sus compañeros, solamente encontró una cosa: Miedo. La clase de miedo que hace que permanezcas paralizado, incapaz de defenderte y que hace que tu cordura se tambalee en la cuerda floja, a la espera de una gota más que termine de derribarla por completo. Expresiones desencajadas, con la mirada perdida, incapaces de dejar de recordar lo que pocos minutos antes tenían ante sus narices. Civiles, compañeros... Personas que eran devoradas sin piedad alguna, asesinadas en una especie de juego macabro que alguien, en alguna parte, había decidido iniciar sin avisar a nadie. Estabas ahí, con un fusil en las manos y cientos de bestias deseosas de tu sangre alrededor, incapaz de hacer nada por cada compañero que caía a tu lado.

De repente, algo golpeó el costado del Pizarro, y todos sus tripulantes salieron disparados por los aires mientras el blindado volcaba. Primero fueron los improperios, luego los gritos de dolor, y luego, la nada.

Lo siguiente que Rai recordaba era despertar dentro de un avión, en una especie de enfermería donde estaba siendo atendido por un médico sudoroso que, a todas luces, parecía estar teniendo más trabajo en las últimas horas que en el resto de su vida.

Sacudió la cabeza, alejando esos recuerdos de sí mientras se sentaba en su asiento dentro del transbordador que le llevaría, de nuevo, a las fauces de la mismísima muerte.
avatar
Kiba_Wolf
Usuario Aprendiz
Usuario Aprendiz

Cáncer Mensajes : 32
Reputación : 0
Edad : 25
Localización : Guadalajara

Volver arriba Ir abajo

Re: SKI [Intento de libro]

Mensaje por Reitsune Miku el Miér Nov 12, 2014 12:27 pm

Mola, quiero los próximos capítulos.
Aunque tengo algunas preguntas. RSKI y SKI es lo mismo?.
Heiren que es...tipo burbuja gigante en órbita imitando la atmósfera y la vida terrestre?.
El virus sólo afecta a animales y estos matan a los humanos o también afecta a humanos?.
avatar
Reitsune Miku
Usuario Aprendiz
Usuario Aprendiz

Libra Mensajes : 38
Reputación : 2
Edad : 26
Localización : Madrid

Volver arriba Ir abajo

Re: SKI [Intento de libro]

Mensaje por Kiba_Wolf el Miér Nov 12, 2014 12:34 pm

No, el RSKI es por así decirlo una cepa de virus capaz de neutralizar el SKI, por eso quieren encontrarla, para poner fin a la pesadilla. A la segunda... Sí, es algo así. una ciudad espacial que orbita alrededor de la tierra con una cúpula que imita la atmósfera terrestre y hace posible la vida. Y la tercera, es inocuo para el ser humano, pero los animales infectados son extremadamente agresivos y su objetivo siempre será exterminar cualquier organismo sano que encuentren.

Postearé pronto los próximos capítulos :3
Asias por la opinión Rei ^^
avatar
Kiba_Wolf
Usuario Aprendiz
Usuario Aprendiz

Cáncer Mensajes : 32
Reputación : 0
Edad : 25
Localización : Guadalajara

Volver arriba Ir abajo

Re: SKI [Intento de libro]

Mensaje por Threyline el Miér Nov 12, 2014 8:53 pm

Mira... no me lo he leido por recomendacion tuya pero realmente pinta interesante asi que se lo paso a mi pareja para que lo lea porque teneis gustos muy parecidos ><

Realmente entre la sinopsis y la explicacion posterior parece algo muy currado pero... no quiero tener pesadillas durante una semana entera asi que... esperare a que saques la peli o al spoiler de mi pareja cuando me lo explique con unicornios y gatitos <3
avatar
Threyline
Usuario Legendario
Usuario Legendario

Acuario Mensajes : 652
Reputación : 54
Edad : 25
Localización : Madrid

Volver arriba Ir abajo

Re: SKI [Intento de libro]

Mensaje por Kiba_Wolf el Miér Nov 12, 2014 9:03 pm

xDDDD Muchas gracias de todas formas threyline :3 Ya me dirás su opinión!! ^^
avatar
Kiba_Wolf
Usuario Aprendiz
Usuario Aprendiz

Cáncer Mensajes : 32
Reputación : 0
Edad : 25
Localización : Guadalajara

Volver arriba Ir abajo

Re: SKI [Intento de libro]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.